sábado, enero 28, 2017

La ciudad fuera de control

Dice la regla de los 7 que el proceso está fuera de control cuando hay 7 mediciones consecutivas por encima o por debajo del promedio. En este caso esta por fuera de control la ciudad que ve como a diario se reportan por redes sociales y se viralizan los atracos constantes en las esquinas, semáforos, llegando a la casa, busetas, y ahora en los vehículos particulares. Como dirían los Mexicanos, esto es un desmadre total.

El alcalde toma medidas que pueden parecer impopulares, restringe el parrillero hombre en un cuadrante de la ciudad, cuadrante de los mas pudientes si lo queremos ver así, resulta el decreto un poco clasista porque tiene en cuenta el supuesto beneficio de aquellos que viven por encima de la calle 72 y mas acá de la carrera 38, olvidándose un poco de los que viven en los limites de este cuadrante y aplicando la regla del menor daño. Sin embargo esta medida resulta insuficiente, en Barranquilla los atracadores se han especializado a tal punto que no necesitan acompañante en el asiento de atrás para cometer sus fechorías, el mismo conductor de la moto toca el vidrio del carro y señalando adentro, solicita que le entreguen las pertenencias o tal vez al mejor estilo del crimen organizado y en vista de que las motos son tan económicas y que para comprar un aparato de esos se necesita la cédula y el 10% del valor total, hay muchos delincuentes motorizados, que sin permiso de nadie andan armados haciendo los deleites del crimen en grupo. Dentro de las acciones que se deben tomar esta el hecho de hacer mas retenes policiales a motos y taxis, la verdad es que no se ven policias en las calles.

Todos los días vemos en los medios locales de a tres atracos que son captados por cámaras de seguridad o que se vuelven famosos como el caso del "uruguayo" en la calle 58, ni que hablar del sacerdote de palmar atracado en una buseta, mencionando también el taxista que actuaba como colectivo en la calle 72 y que con su cómplice atracaban a un pasajero que valientemente se lanzo del taxi, para avisar a los ciudadanos que estaban por ahí, que era victima de la Atracadera que vive la capital en la que no se respeta la vida; y eso por no mencionar que en olaya, san felipe, san roque la delincuencia reina a toda hora. Se ha vuelto necesario por parte de la comunidad colocar letreros y avisos que indiquen al ciudadano del común, el de bien que lucha por conseguir sus pertenencias, que tenga cuidado que está entrando en una zona de atracos.

Este fenómeno social que se expande por toda la ciudad y que hace que el ciudadano del común deba tomar todas las prevenciones del caso, incluso que hacen que el comandante de la policía de la ciudad salga a decir que se debe tener cuidado y no dar papaya, porque la policía y la justicia colombiana no pudieron con la delincuencia. Y que en ese estado de descontrol en el que vivimos, no se ve la autoridad para todos, sino que se busca con medidas desesperadas e impopulares cubrir la falencia social que un país como el nuestro tiene, pero para aquellos que viven en ciertos sectores de la ciudad.

Solo queda respirar profundo como lo hizo Marycruz, y protestar de manera pacifica con su versión la atracadera, porque a los que nos toca pagar un impuesto predial por las nubes, el impuesto de rodamiento de los carros y la llamada tasa de seguridad que no dejan de cobrar, seguimos con el cristo en las manos, viendo como se consume una ciudad por fuera del orden y el control. Sin embargo guardo la esperanza de que el alcalde coja el toro por los cachos y tome decisiones que pueden ser mas impopulares que las ya tomadas, pero que al final son necesarias, como el hecho de prohibir la moto en ciertos sectores en los que el trafico abundante se presta para estos hechos delincuenciales.

Perlas:
  • Así como Trump propone y firma la construcción de un muro en la frontera con México, al mejor estilo de la división de Alemania en los 60 que buscaba dividir en dos ese país en medio de la guerra fría, de esa misma forma xenofoba se vive en Colombia, con propuestas como la de Paloma y su división en el Cauca.
  • De esa gente linda que tiene Colombia como Ordoñez, Fernando Londoño, Alvaro Uribe, quienes durante años han estado en medio de las mieles de la corrupción y hoy se hacen los ciegos con tanta gente que trabajo con ellos que ya están en manos de la justicia.
  • Gente en Colombia que dice apoyar a Trump, de todo se ve en mi país.... 



No hay comentarios.:

Del miedo a la esperanza

Los colombianos siempre hemos salido a votar asustados, presionados por el miedo que nos inventan y generan desde la clase política que sie...

Buscar este blog

Translate