miércoles, junio 13, 2018

Los votantes no tienen redes sociales


Si algo ha quedado claro con estas elecciones es que los electores que llegan a las urnas no tienen o no se mueven en las redes sociales, en esta campaña han dominado las llamadas bodegas de Petro y las tendencias que imponen sus seguidores a través de estas redes, sin embargo esas tendencias no se traducen en los votos que se requieren, tal vez porque para esos seguidores de redes sociales les es más fácil hablar detrás de la comodidad de un teclado que ir al sitio de votación, a ese que muchos ni siquiera conocen, porque nunca han acudido a las urnas.

Ese precisamente es el mal que carcome a la sociedad, hablar y criticar desde la comodidad pero no tomar partido en donde se debe, ese precisamente es el problema que conocen los políticos de siempre y que saben que con los 100 mil pesos tienen el voto de la persona y si aportan un poco más, consiguen el apoyo de la familia, eso que tanto rechazamos para que esas personas se sigan feriando el presupuesto de la educación y la salud, el de la alimentación escolar de los niños en la Guajira y en el Magdalena. De ese político que tantos nos quejamos pero que no  castigamos donde debemos hacerlo, que es con nuestro voto.

Todas las encuestas, las hagan Petristas o Uribistas las ganaba Petro y le seguía Fajardo en Twitter y en Facebook, encuestas o mejor dicho sondeos en los cuales participan muy activos, pero que no representan votos reales a la hora de contabilizar y de luchar contra los mismos de siempre, contra esos mismos que se ubican del lado oscuro de la política para seguir manejando los hilos del poder, para seguir dominando y ejerciendo sobre un estado en el cual manejan hasta quienes los controlan y vigilan, y que nosotros no somos capaces de entender que la oportunidad de cerrarles las puertas la tenemos a la mano, y que con una sola X en el tarjetón, podemos acabar de tajo con la hegemonía de esas clases políticas que nos dominan, que se han enriquecido pero que sobre todo han heredado de sus ancestros las mañas del poder y el amor por el dinero público.

Esto sucede no solo en Colombia, lo mismo ocurrió en el Reino Unido o en Estados Unidos, en donde los mayores que no están metidos en el cuento de las redes sociales y la, y que hablan del pasado, salen a primera hora del día a ejercer su derecho al voto. Estas personas si saben y conocen donde está el melao. De esto deberíamos aprender muchos, aprender que solo participando en la democracia podemos exigir, y que esos mecanismos que tanto le cuestan al estado están diseñados para que todo el pueblo salga a las urnas a buscar a sus gobernantes, ya es hora de elijamos bien, y dejemos atrás a quienes nos han dominado por épocas.



No hay comentarios.:

La suerte esta echada

Es una historia que llegó a su fin, las elecciones más polarizadas en la historia de Colombia han llegado a su final, el resultado el que...

Buscar este blog

Translate