sábado, enero 27, 2018

Mentiras, solo mentiras

El poder es una relación que permite o faculta a algunos individuos para tomar sus decisiones e influenciar sobre los demás, es una enfermedad para muchos, de la cual saben vivir a costas de la ignorancia del pueblo. El poder se construye a través de dos formas, la violencia o generando significados. En Colombia se intimida y también se generan significados, uno de ellos que incita a la violencia es el llamado castrochavismo, con el cual quieren seguir mandando los mismos de siempre.

La corrupta clase política colombiana todos los días nos hace eco de la situación actual de Venezuela, y compara lo que pasaría si alguien distinto a ellos llegaría al poder. Es la forma clara de intimidar con miedo, de hacer sentir el poder que tienen buscando en la gente el odio y rencor, pero sobre todo el temor a que vivamos en una sociedad como la venezolana. Se olvidan estos políticos que Colombia tiene lo suyo, ya tiene un personaje igual a Chávez pero de Derecha, un ex presidente todo poderoso que cada día sale más fortalecido de las mínimas insinuaciones o acusaciones que se le hagan, pero que sobre todo con su gran demagogia influencia a más de medio país que cae rendido a sus pies. Colombia no se parecerá a Venezuela, porque a diferencia de Venezuela, en Colombia el sistema está muy ligado a la misma clase política, pero sobre todo porque acá ya vivimos situaciones similares, en el país hermano no hay comida ni medicinas que comprar, en Colombia no hay plata para comprar las medicinas y alimentos que todos los días aumentan de precio, ni que decir de los beneficios que no tienen los empleados y que fueron eliminados por los gobiernos que comenzaron a expandir el neoliberalismo y luego la llamada confianza inversionistas en nuestro país.
Mentiras y más mentiras, solo mentiras, porque saben que el miedo es su forma de actuar para llegar, hablan de candidatos alternativos como si fueran la resurrección de Chávez o en algunos casos engañan diciendo que quebraron a sus departamentos o ciudades cuando fueron gobernantes, alimentan con falsos chismes al pueblo y al común corriente, lo llevan como ganado en camiones a votar y así de esa manera se perpetúan en el poder. Nuestra situación actual no es diferente a la Venezolana, allá los llamados chavistas están empadronados y son movilizados en buses para elegir a Maduro, presidente que tiene sumido a este país en la miseria y en el fracaso económico, los métodos son iguales que en Colombia.

Es tan cínica y sorprendente su forma de mentir al pueblo, que quienes en otras épocas fueron enemigos políticos, hoy realizan acercamientos ante el miedo que les produce perder el poder que han conseguido los mismos de siempre durante dos siglos, en donde siempre han hecho lo que han querido y que viendo como personas distintas a sus ideales lideran encuestas, deciden comenzar a recular sus posturas y realizan acercamientos entre ellos, acercamientos que solo demuestran que la derecha colombiana es experta en la burda politiquería, y que frente a este fenómeno la izquierda Colombiana no es capaz de responder con unidad sino con división.


Mienten y toman por tontos al pueblo, no les creemos y en estas elecciones es la oportunidad de demostrar que Colombia sueña y puede vivir con un mejor modelo educativo, con garantizar la salud y medicinas a todos, pero sobre todo entender que los mismos de siempre no llegan si todos nos unimos para sacarlos con el voto, al fin y acabo siempre han gobernado con mentiras y mas mentiras.


Perlas:
  • El movimiento #Metoo que se inicio en Estados Unidos ha tumbado a actores y poderosos de los medios y el deporte, en Colombia aunque incipiente es muy dificil por el sistema corrupto con el contamos y el temor que imparten los poderosos que se aprovechan de su poder para abusar de las mujeres.

No hay comentarios.:

Es ahora!!!

Que los políticos colombianos no le sigan el juego a la consulta anticorrupción es un gran síntoma de que vamos por un buen camino, es el ...

Buscar este blog

Translate