sábado, enero 20, 2018

Los semáforos venezolanos

Se ha convertido en una costumbre o en una rutina ver día a día como crecen en vendedores los semáforos de Barranquilla, en estas intercepciones se ubican desde el que vende el Bonice, agua a 500, Vive 100, Los platanitos hasta la nueva moda en ventas con los pañitos húmedos traídos de la China.
Colombia se ha vuelto el refugio de quienes huyen despavoridos del sistema económico y políticas fracasadas del llamado socialismo del siglo XXI, un país dueño de petróleo y que ha sido saqueado primero por la corrupción y ahora por quienes se han enriquecido a costa de dejar al pueblo en la física inmundicia. 

Los hermanos Venezolanos que han llegado a Colombia, en su mayoría son gente de bien, gente que no le teme al trabajo a pleno sol y que han inundado los semáforos de cada cruce de calle. Personas que se han dedicado a la venta de platanitos, pañitos húmedos, agua a 500 y a limpiar el parabrisas de los carros.
Son sin duda el reflejo de una económica fracasada en Venezuela, el reflejo claro de un modelo que no ha dejado más que almacenes desocupados en sus estantes, en donde no se cuenta con medicinas y si se tiene a un pueblo ignorante como los llamados chavistas, siguiendo la llamada revolución que comenzaron hace 18 años.

El cinismo del presidente Venezolano, como el de todo dictador, da para decir que la crisis que se vive es al revés de la que he mencionado, en sus alocuciones Maduro insiste en que el desplazamiento de personas es de Colombia a Venezuela, y por eso crea en su país cortinas de humo que le ayudan a seguir convenciendo a su pueblo ignorante, a esos chavistas que se hacen matar y que maltratan a sus compatriotas porque son los dueños del poder y cuentan con los mercados bolivarianos que le regalan desde el gobierno.

Esta semana de parte de Colombia, una candidata presidencial se desplazó a Caracas a comprobar lo que es fácil de entender si se pasara por los semáforos de Barranquilla, y es la grave crisis humanitaria y económica que se vive en Venezuela, un país fallido y sin rumbo en donde los políticos oportunistas de Colombia, quieren ver un espejo de lo que sería nuestro país si ellos no son elegidos en las próxima elecciones.  En nuestro país, los semáforos han sido inundados de Venezolanos, pero eso no quiere decir que la pobreza que viven nuestros compatriotas no haya tenido tintes de lo que pasa en Venezuela, hemos sido gobernados durante décadas por los mismos que les da temor que una persona decente, sin tintes políticos llegue al poder, porque ahí descubriríamos tantas cosas que han hecho y como a costas de la corrupción de han feriado este país. A los que aun tienen dudas y creen el cuento de que Colombia va camino al castrochavismo o buscan mirarnos de igual en Venezuela, no teman, nuestro país esta lejos de ese camino, y si algún día Timochenko llega a la presidencia sera culpa de quienes lo elijan o sea usted.

Mientras tanto, seguirán llegando Venezolanos a Colombia, los últimos reportes mencionan que el incremento migratorio fue tan alto que muchos de ellos no regresaron a Venezuela, huyendo del país fallido que soñó Hugo Chávez y que hoy termina de masacrar un chofer de bus que llegó a la presidencia, gracias a que algún día visitó a Chávez en su celda y le ayudo a fundar su movimiento político como fanático de un líder que ya no está.


Perlas:

  • La guerrilla del ELN está acabando con el proceso de paz, una guerrilla miserable que ha tomado fuerza con este proceso, al mejor estilo de caguan de Pastrana.

No hay comentarios.:

Del miedo a la esperanza

Los colombianos siempre hemos salido a votar asustados, presionados por el miedo que nos inventan y generan desde la clase política que sie...

Buscar este blog

Translate