sábado, julio 16, 2016

El vaso quebrado

La cárcel es un cementerio de hombres vivos, donde cae gente mala, muchas veces gente buena, una casa grande que no tiene ventanas... Así comienza la canción de Jairo Varela, y así describe un lugar que arropa y confunde culpables con inocentes.
Fácil resulta acabar con la honestidad e integridad de una persona, mas en un país como el nuestro, harto de violencia pero amarillista por vocación. Sensacionalista por culpa de unos medios que acaban con el honor de una persona de forma atroz, tal como se lanza un vaso de vidrio al suelo, y se destruye por completo... Luego no hay ocasión que valga para recomponer lo que se quebró al momento de dar la información, que cada vez mas no sorprende a nadie, y de lo cual nos hemos acostumbrado a tener como cierto porque simplemente alguien quiere difamar y sin conocer las consecuencias acaba con el honor de una buena persona.
Pero quien se asomo al pecho herido de quien cae injustamente en las garras de personas con malas intenciones, y con escasos conocimientos de las consecuencias que toda acción contiene.

País el nuestro el cual tiene en la calle a quienes en algún momento auspiciaron y patrocinaron la conformación de grupos paramilitares que acabaron y arrasaron comunidades enteras, y hoy día comparten escena política en cuerpo ajeno mediante sus familiares, y los vemos en la calle regocijándose porque purgaron una pena mas que merecida, pero de una forma que hasta parece vacacional, estando en sitios de reclusión que parecen Disneylandia en comparación con aquellos que por ser de ruana y venir de abajo no contaron con la misma suerte.

Fácil resulta acusar y mas cuando estamos acostumbrados a vivir en una sociedad por naturaleza violenta, en la cual es mejor rezar por vivir en guerra que buscar una paz que aun no conocemos. Somos Colombianos, y en ese afán de seguir en alinea informativa que provoca urticaria en el estomago, se buscan noticias tergiversando la información que sea impactante, vende mas el periódico de $700 decir que se abuso sexualmente, que decir la acusación correcta que es por manoseo, lo mismo ocurre con los medios digitales como zonacero.

Penurias y agobios que sufre quien cae en las redes de la mentira, de eso darán fe en su vida el ex diputado Sigifredo Lopez y muchas personas que pasaron por las redes de castigo que buscan acabar el honor de una persona así como lanzar un vaso de vidrio al piso, recomponerlo luego....Difícil.... O quien carga con el dolor de una familia que ve como se acusa de bandido a una persona honorable, difícil tener un poco de paciencia a la hora de esperar justicia y que sea Dios quien obre y no el ser humano, corrompido y asqueado de ver lo mismo siempre ..


Perlas:

  • Educación, es lo que necesitan muchas personas, vecinos y gente que no entiende de convivencia, pero sobre todo le falta que en su casa alguien le hubiese dicho que sus derechos terminan justo donde comienzan los de los demás.
  • Fuerza alvaro y familia, al final sale victorioso quien cree en Dios y su justicia divina. 
  • Loco el mundo en el que vivimos, el miedo es un movilizador que impresiona y acaba con las sociedades. Francia y Turquía ejemplos de lo que como seres humanos hacemos para acabarnos 

1 comentario:

Dipacosa dijo...

Excelente reflexión, injusticias causadas por seres humanos corruptos y cobardes.

Es ahora!!!

Que los políticos colombianos no le sigan el juego a la consulta anticorrupción es un gran síntoma de que vamos por un buen camino, es el ...

Buscar este blog

Translate