sábado, noviembre 14, 2015

Fanatismo religioso

Doloroso lo que ocurre en el mundo por fanáticos religiosos que creen en dioses y que piensan y están convencidos que el dios que siguen es feliz de las locuras que hacen.
Lo que ocurrió en Francia hace un par de días nos recuerda lo doloroso que es la guerra y más cuando la vemos o la podemos ver tan cerca en la cotidianidad de quién algún día puede estar frente a la torre Eiffel.
Entrar gritando arengas en nombre de un dios que según estos fanáticos se siente orgulloso de la muerte que producen en Occidente, es aberrante, cruel y despiadado. Así como lo es la guerra que se vive en países como Siria, Irak y Afganistán, pero siempre de por medio la religión que ha dejado muchos niños huérfanos, quizás más que niños felices en el mundo.

Los ataques de París recuerdan lo frágil que es la vida humana ante semejantes que sufren de enfermedad mental llamada fanatismo religioso, muy similar a la enfermedad que sufren quienes se alegran de los golpes terroristas y que hacen broma del dolor ajeno, como lo hizo una señora de apellido cabal , que nunca ha estado en sus cabales y se burla de manera cínica del dolor mundial que produce tanto muerto inocente en medio de un conflicto sin sentido, todo por la bendita religión que siguen y predican con fusil en mano.

El fanatismo religioso como el político son las mayores causas de muerte y detonantes de guerra en el mundo, en un mundo que se basta solo con los seres humanos para destruirse.

Perlas:
* Yo dije hace rato que el técnico del union Magdalena es un mediocre, un incapaz. 11 años en la B lo demuestran. 

No hay comentarios.:

Viviendo en el pasado

Si hay un personaje político que le ha hecho daño a la democracia en Colombia, ese es el expresidente y hoy senador Álvaro Uribe, quien e...

Buscar este blog

Translate