domingo, enero 13, 2013

En el caos, pero somos felices...

Los colombianos somos esa raza a la que no nos importa estar sumidos en el más complejo caos, pero nos parrandeamos un viernes, y así sin tener para comer somos felices...
Y si, somos los más felices del mundo, conozco muchas personas que pese a sus grandes problemas le colocan la llamada cara amable a la adversidad, no sé si será bueno o será malo, porque a veces confundimos el dolor con algo pasajero que nos toca y que un par de frías podemos remediar, o llegar a la casa y ver en la televisión programas del estilo de Protagonistas o la casa de locas o las modelitos de Caracol, nos hacen olvidar de todo lo que nos rodea, y es que ya para nosotros se volvió costumbre que el noticiero abra su emisión con noticias de secuestros, asesinatos, niños quemados con pólvora, un rapto de un bebe, o que el salario mínimo nuestro sea el más miserable que se pueda pagar y en base a él aumenten muchas cosas que nos afectan a todos.
Mucho se habla de que en la costa por nuestra idiosincrasia somos alegres y vivimos de holgorio, y observamos que es muy cierto, que tal vez es parte de nosotros que no nos importa si una carrera de taxi nos la cobran más de lo que realmente cuesta, si la alcaldía nos impone un cobro de valorización parte 2, o peor aun que todos los años el transporte urbano suba $100, para que quejarnos? Si tenemos para comprar las águilas light en la tienda el viernes, o muchos que asisten a la Troja van y echan su brilladita de baldosa, eso sí es realmente estar feliz, eso es vivir alegre... También en la costa, que nos interesa que el transporte urbano sea el más malo con buseticas que solo se usan en pueblos, o que el mismo gremio taxista sea ladrón y abusivo, que no existan planes viales acondicionados a la temporada navideña??  Que los Dávila Construyan en el Parque Tayrona y se hagan más ricos a costillas de dañar el ecosistema, que los congresistas hagan las reformas a las leyes de acuerdo a su acomodo, que no podamos salir con el celular en la mano por el temor a que nos lo roben, Eso no nos interesa, nos importa más que tengamos para ir a la Samaria a tomarnos unas frías, o  que podamos ir al Rodadero a darnos un buen chapuzón... Eso es ser feliz....
Se vive sumido en el estiércol, es que se toca fondo cuando se puede vivir en un gran caos, pero mientras no me toque a mí o a mí alrededor seré indiferente, ese parece ser el pensamiento de muchos a los que la felicidad los colma de alegria, o que quizas les toca ahogar las penas pensando en otra cosa diferente a su cruda realidad, y no creo en eso de falta de oportunidades, porque estas cuando no llegan solas se salen a buscar y todo esta en la capacidad de la persona de querer surgir.


No hay comentarios.:

La suerte esta echada

Es una historia que llegó a su fin, las elecciones más polarizadas en la historia de Colombia han llegado a su final, el resultado el que...

Buscar este blog

Translate