sábado, marzo 04, 2017

No me opongo

El Estadio Eduardo Santos inaugurado en 1951, es o era el máximo escenario deportivo del Magdalena, perteneciente a la Villa olímpica. Servía para los partidos de local del Unión Magdalena pero desde su inauguración no solo ha sido la sede del club de fútbol Unión Magdalena, su gramado también fue testigo del nacimiento de destacadas figuras del fútbol colombiano como el ex capitán de la selección Colombia, Carlos 'El Pibe' Valderrama. Su capacidad era de 23.000 espectadores después de varias remodelaciones.

No me opongo a que el estadio sea demolido, me opongo al adefesio que pretenden hacer en un escenario que como pocos tiene historia para el fútbol colombiano, y es cierto lo que dicen desde las huestes caicedistas incluyendo los dos alcaldes que tiene la ciudad, el estadio cumplió un ciclo de vida útil, es real, no hay que darse golpes de pecho por algo que paso frente a las narices de muchos políticos que por años no vieron caer el gigante, y que hoy pretenden hacerse los adalides de la moralidad y preguntar porque van a demoler al viejo Eduardo Santos. Me opongo con mi mayor sinceridad a que la ciudad deje morir en ese espacio un estadio de Fútbol, un estadio de verdad, y que en medio de la calentura política del momento, y el fervor que han despertado mediante marchas y recolectando firmas para otros temas, quieran y pretendan desde la administración distrital realizar un escenario multipropósito que no se sabía a ciencia cierta su finalidad, ni mucho menos el costo que podría tener.

Corría el año 2013 cuando por medio de Coldeportes, la gobernación hacia entrega al distrito del estadio, esto con el objetivo de que lo pudieran refaccionar o remodelar ya que en ese momento el viejo estadio pertenecía a la gobernación del Magdalena y ahí había muerto como un viejo olvidado en un asilo en la más grande soledad. El alcalde de entonces, quien hoy oficia como director estratégico de los juegos bolivarianos, hace parte de comisiones de empalme e inaugura las obras del actual alcalde, decía que remodelarlo era más costoso que construir uno nuevo, yo no sé si eso mismo piensan en Barranquilla en donde dan ejemplo de reconocimiento cultural y del patrimonio, hoy día se remodela el estadio Romelio Martínez, estadio que albergaría juegos del Junior de Barranquilla y que contaría con uno de los mejores gramados del país.

No entiendo el afán de tumbar el estadio y hacer el escenario que piden, porque no toman ejemplo de la capital del caribe, en Barranquilla se está trabajando en la remodelación de dos estadios icono del fútbol, uno el Romelio en pleno Norte de la ciudad, en donde se invierte en la adecuación de un estadio con normas FIFA y en el mejoramiento de los espacios a su alrededor, teniendo en cuenta incluso a quienes hacen deporte en el viejo Romelio, adecuando espacios para la práctica de ejercicios. Por otro lado en la calle 30 se empieza a trabajar en la remodelación del estadio Moderno, en donde se comenzó a jugar el fútbol en Barranquilla.

Dadas las circunstancias, solo queda por decir nuevamente que no es oposición, es solo un poco de pertenencia cultural en donde se puede hacer más por el deporte que lo que llaman Arena de eventos, ahora dirán que es oposición y demás, si fueran un poco sensatos no lo pensarían así. Pero cuando se sigue los ideales de un caudillo la razón y la sensatez poco importa.


Perlas:
  • Atacan en las huestes uribistas al único candidato decente y con las calidades para ser presidente de esa organización, entre bandidos buscan acabar a quien se perfila como un gran líder y estadista.

No hay comentarios.:

Viviendo en el pasado

Si hay un personaje político que le ha hecho daño a la democracia en Colombia, ese es el expresidente y hoy senador Álvaro Uribe, quien e...

Buscar este blog

Translate